El secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval González, informó que a pesar de que no se tienen los niveles óptimos de agua en el pozo 3, para rescatar a 10 trabajadores que permanecen atrapados en una mina de carbón en Sabina, Coahuila, ayer hubo cuatro descensos del equipo de rescate del Ejército.

“A pesar de que no hemos llegado al nivel óptimo que se requiere para que los rescatistas intervengan, se buscó la posibilidad… hubo cuatro descensos en el pozo número tres en el que participó un elemento del Ejército del equipo de rescate, y uno de los mineros de voluntarios”.

Los rescatistas encontraron que el pozo, que hasta ayer tenía aproximadamente 9.1 metros de agua, estaba obstruido, por lo que retiraron 13 polines de madera y 15 metros de manguera.

Posteriormente,  dos buzos ingresaron al pozo y encontraron que el acceso está obstaculizado, además de que la visibilidad era nula, explicó Luis Cresencio Sandoval.
Antes, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, descartó que se hayan suspendido las labores de rescate tras los intentos realizados la tarde de ayer.

Durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, informó que continúan trabajando las 24 horas del día, cuidando siempre la seguridad de las familias de los mineros que se encuentran en la zona, así como de los rescatistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: