POR MÁS ESFUERZO que hacen las autoridades por contener la ola de asesinatos, que mantienen envuelto a Cajeme con una incesante violencia, no logran el objetivo. Ayer, poco después de las 2 de la tarde, una mujer fue acribillada a tiros por fuera de su casa en la colonia Aves del Castillo. La fémina de 31 años quedo tendida en la banqueta, ante la mirada de propios y extraños sobre la calle Gaviotas entre Codorniz y Golondrinas. Trascendió que a la mujer a quien le apodaban “La Ñoña”, en el año 2018 enfrentó un proceso penal por el delito de narcomenudeo. Eso es lo malo. Se involucran en ilícitas actividades y deplorablemente después pagan con su vida y conste que no es primer caso, pero no deja de impactar hondamente a la sociedad el que continúen ocurriendo estos acontecimientos de alto impacto y más cuando se registran en plena tarde. Con este homicidio ya suman 26 los que se habían perpetrado hasta la tarde del lunes 22 de agosto… ANTE ESTE DESOLADOR panorama. otra vez, se insiste en que resulta por demás importante una mayor presencia de personal de la secretaria de la Marina, Guardia Nacional y tropas castrenses que inexplicablemente han dejado de largo los sorpresivos filtros de revisión que venían instalando en los cuatro puntos cardinales de la localidad, pese a que en la mayoría de las ocasiones han resultado muy efectivos con alcances, donde incluso llegan a ser muy contundentes, al asegurarse no solo a presuntos sicarios, sino armamento y drogas, de ahí que es primordial que exista una mayor movilidad de las fuerzas armadas en coordinación con la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) a cargo del comandante Jesús Antonio Cruz Facio, quien por cierto, la semana anterior se internó en una ranchería del municipio de Bácum junto con personal militar y dieron significativo revés a una célula criminal, al asegurarles tres armas de alto poder con cartuchos, equipo táctico y cargadores en una vagoneta que resultó robada. Indudablemente que son acciones que debilitan a los grupos criminales que son considerados como constante generadores de violencia… NO VAYA USTED a creer que, solo hubo una ejecución ayer, no para nada, al filo del mediodía fue localizado el cadáver de un joven cuya edad fluctuaba entre los 20 y 25 años. Estaba en un paraje ubicado a un kilómetro al norte del Cerro de la Virgen, a unos 21 kilómetros al sur de Ciudad Obregón. Se estimó que tenía entre tres y cinco días de fallecido. Presentó evidentes impactos de bala en la parte posterior del cráneo. De acuerdo a su vestimenta, no se trata de ningún indigente, por lo que autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) ya investigan este crimen. Tras hacerse el hallazgo del cadáver ya sumaban dos muertes violentas en este inicio de semana y esto hace precisamente más irrespirable el entorno, por lo que las policías y militares no deben descuidarse ni un segundo, sino por el contrario tienen que cerrar filas y alinearse en el combate a la delincuencia… AYER COMENTABA que todo era tranquilidad en la Delegación de Policía del ejido Quetchuehueca y resulta que tres agentes y el comandante de esa demarcación, Rubén Romero Márquez, se aventaron un “tiro”, dicho coloquialmente, con un enjambre de abejas para rescatar a una señora de 64 años que atacaron en un campo agrícola ubicado por la 1400 entre 4 y 2, Valle del Yaqui, y, quien tuvo que arrojarse a las aguas de un canal secundario para ponerse a salvo de los enfurecidos insectos, pero, realmente fue poco lo que pudo hacer por lo que elementos policíacos se vieron en la riesgosa necesidad de socorrerla para evitar que las irritadas abejas ya no continuaran clavando sus ponzoños aguijones que ocasionaron que se pusiera muy mal de salud, según médicos del área de urgencias del hospital del Seguro Social que la recibieron. Indudablemente que la intervención de los agentes policíacos prácticamente le salvó la vida a esta sexagenaria… SOBRE ESTE mismo asunto, hace algunos días comentaba aquí que el titular de la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC), Francisco Mendoza Calderón, a quien ahora la raza llaman “El Chánoc” por aquel clavado que intentó aventarse a la Laguna del Náinari para auxiliar a una mujer que se andaba ahogando, tendrá que poner especial atención al tema de las abejas, en virtud de que ya suman varias las víctimas de estos himenópteros que han hecho de las suyas, tanto en la ciudad como en el Valle del Yaqui. Ojalá que no esperen a que cobre una vida humana para entonces si actuar porque además no sería la primera ocasión. Mendoza Calderón tiene que buscar alternativas de solución entre los apicultores y personal de Sagarpa, ahora llamada Sader, ya que por igual está prohibido matar a esta especie de antófilos como también son conocidas, así que es tiempo que se implementen las medidas para mitigar los efectos que está causando este género de insectos y, repetimos no solo en la zona agrícola sino en el mismo casco urbano… DONDE TAMBIÉN existe una plaga que trae desquiciado, pero a  los comerciantes es en el primer cuadro de la ciudad. Se trata de las ratas de dos patas que siguen haciendo de las suyas, como si no existiera vigilancia policíaca. De nada sirve que el Grupo de Investigaciones que lidera el comandante Israel Martínez Domínguez, le ponga empeño a su trabajo para sacar de circulación a empecinados ladrones si los agentes encargados de vigilar y prevenir delitos parecen estar ocupados en otras tareas más importantes que la seguridad pública. La noche del domingo, apenas eran las 21:00 horas, cuando dos tipos armados con un cuchillo se llevaron el dinero de las ventas de la gasolinera que se localiza en calles Guerrero y Chihuahua. No hace mucho tiempo se robaron gran parte de la tubería de cobre del propio palacio municipal, así que no se puede esperar menos en cuanto a hechos delictivos que se mantienen a la orden del día en pleno centro de la ciudad. Alguien está fallando y es tiempo que se tomen las medidas de apremio, porque no se puede seguir esperando que las cosas cambien por magia, sino que hay que aplicar las acciones necesarias… PUES DE PLANO se soltó el “diablo” anoche, luego de que grupos antagónicos de la delincuencia se enfrentaron de carro a carro sobre la calle Ponciano Arriaga entre Donato Guerra y Michoacán, dejando dos lesionados, entre estos, una mujer, al ser tocada por una bala, en Coahuila y Chapultepec, en la colonia Cortinas. Se trata de una víctima colateral. Minutos más tarde se produjo otra agresión armada en Jesús García y París. De momento, se hablaba de dos lesionados. Lo que sí es una realidad es que en cuanto cayó la noche comenzaron las balaceras para desquicio de los mandos policíacos que estaban tratando de imponer orden. De crecer este panorama de hostilidades va a ser necesario que se establezca una mesa de construcción por la paz, con los principales responsables de esa tarea como son la secretaria de Seguridad del Estado, María Dolores del Río Sánchez, el comandante de la 4ta Zona Militar, Héctor Francisco Moran González y el comandante de la IV Región Naval, Almirante Raúl Pérez Vázquez, se insiste en que alguien tiene que poner orden en el municipio antes de que la situación se torne más grave y difícil de controlar… Por hoy hasta aquí la dejamos porque el tiempo apremia, pero luego seguimos, Dios mediante. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: