Martín Alberto Mendoza / MO

Una caseta donde se expenden mariscos fue blanco de daños en su estructura y del robo de un depósito de gas.

Este suceso se produjo por la calle 300 entre Sinaloa y Norman E. Borlaug, muy cerca de la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito Municipal.

Fue a las 7:30 de la mañana de este lunes, cuando la propietaria del negocio denunció lo anterior ante agentes preventivos.

Dijo que al llegar a su establecimiento denominado conchas y mariscos “Shaddai”, se dio cuenta que una lámina de la caseta estaba dañada, al parecer de manera intencional.

Al revisar detalladamente el lugar detectó el robo de una boya de gas doméstico que utiliza para cocinar en ese sitio.

Luego de esto, solicitó la intervención de representantes de la ley que tomaron nota de lo sucedido.

La afectada pidió a los representantes de la ley mayor presencia en ese sector, principalmente en el transcurso de la noche ante la sospecha que a esa hora fue cometida la delictuosa acción.

De hecho, la calle 300 es una de las principales arterias viales por la que constantemente se desplazan unidades de emergencias rumbo a la Comandancia de Policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: