Las autoridades de Pakistán declararon el estado de emergencia nacional debido a las inundaciones que están asolando el país, una “crisis humanitaria de proporciones épicas inducida por el clima” según el Gobierno, y que deja ya mil 33 muertos y mil 527 heridos.

Casi 950 mil viviendas han quedado parcial o totalmente destruidas, más de 720 mil cabezas de ganado han muerto, hay daños en casi 3 mil 500 kilómetros de carreteras y casi 150 puentes han acabado colapsados.

Las inundaciones han afectado a 110 municipios del país, 72 de las cuales han sido declarados zona de desastre. Los afectados directos por las lluvias ascienden a 5.7 millones, pero contando toda la situación general, unos 33 millones de personas se han visto amenazadas por las inundaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: