Bécker García / El Tiempo

OTRA VEZ MORALES Y SUS MENTIRAS

Me invitó Jorge Morales, por medio de video llamada, a debatir en su programa de radio, sobre las lluvias que han caído en los últimos días en Sonora, y que tienen a la presa del Novillo, con un 80% de su capacidad de almacenamiento.

El ex vocero de Guillermo Padrés, primero publicó un video de 60 segundos, titulado La mentira del Novillo, donde asegura que, con los 430 millones de metros cúbicos que ingresaron a esa presa en una semana, Hermosillo tiene agua suficiente para 14 años de consumo humano.

Morales, mal informado, miente. De inicio, la construcción de la presa Plutarco Elías Calles, es decir, el Novillo, no fue construida para darle agua a Hermosillo (menos para que se use el líquido vía tomas clandestinas para sembrar a la vera del Acueducto Independencia), sino que, su objetivo era derivar agua hacía el Oviachic y, al hacerlo, generar energía eléctrica para los pueblos de la sierra.

La historia ya la conocemos: Padrés, luego de que en su campaña asegurara que no utilizaría esa agua para conducirla hasta la capital, una vez que llegó al poder se olvidó de ello y, con un sobre precio de mil millones de pesos, construyó el acueducto por sus pistolas, violando todos los mandatos judiciales para, ya no digo construir, sino ni siquiera debió licitarlo.

Pero bueno, así son los embusteros profesionales, como Padrés y el propio Morales.

Al Pelochas le ordenaron tirar cuetes al cielo, para tratar de justificar la ilegal construcción de ese acueducto, pero, no sabe que (o lo sabe, pero no le conviene admitirlo), esas aportaciones son buenas, sí, pero no son suficientes ni siquiera para cumplir con el promedio acumulado de los últimos 20 años en la cuenca del Río Yaqui, la cual, es de 4 mil 452 millones de metros cúbicos y hoy, tiene mil millones menos de los mismos metros.

Morales intenta lavarse la cara, pero con falacias. Según él, intrínsecamente asegura que los siguientes años volverá a llover como este año, cuando, la realidad es que el mundo se está quedando seco por efectos del cambio climático.

En estos mismos tiempos, y desde hace 20 años, se están construyendo cientos de desaladoras para aminorar la escasez de agua mundial, pero Morales sigue insistiendo que el agua del Yaqui no es de quienes habitan el valle del mismo nombre, y de la Tribu ídem y, quiere justificar el robo.

Lo que no dijo, es que también ha entrado agua a las presas el Molinito y también a la Abelardo Rodríguez, misma que, según declaraciones del alcalde de Hermosillo, Antonio Astiazarán y del director de AGUAH en la capital, Renato Ulloa, la van a potabilizar, porque ellos sí le entienden que la sequía no se ha terminado y que, los ciclos cada vez son más erráticos.

Como cofradía que son, inmediatamente Vinko Sagestrano y Roberto Romero, ambos funcionarios con Padrés, alegaron que el agua no afecta a los habitantes del Valle del Yaqui, sino que se la compraron a pueblos rivereños lo cual es falso, solamente les pagaron un año.

¿Qué no afecta al Yaqui? Afirma Moralitos, pero claro que afecta, si se acumula año con año, llegará el momento en que ni siquiera ellos o nosotros tengamos agua, y, le recuerdo que, desde hace años, en el Valle no se siembran dos cultivos como antaño.

Lo que más me puede, es que muchos cajemenses pretendan echarle la culpa a la cervecería Constellation, cuando su consumo es apenas una pequeña parte de lo que se extrae mediante el Acueducto y además, se les olvida a nuestros paisanos que en Hermosillo, existen 15 parques industriales que demandan agua, y que hay decenas de nuevos fraccionamientos que necesitan agua y que, la del Yaqui, no será suficiente y que, si Hermosillo sigue creciendo a ese ritmo (lo cual está bien), en una década no habrá agua que les alcance.

El desarrollo en Sonora debe de ser equilibrado y es el agua, activo primordial para lograrlo y si, el Yaqui desemboca en este valle, ¿por qué insisten en robarle el agua?

Sin duda, la solución es desalar agua y para ello, debemos de pensar en futuro, es decir, voltear al mar de Cortés y lograr que todas las ciudades y pueblos de Sonora, cuenten con agua para su desarrollo.

Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: