Óscar Félix / El Tiempo

‘En la caseta de Esperanza no se está cobrando porque la Ley de Caminos Puentes y Autotransporte Federal establece que cuando una carretera de cuota sufra daños por algún desastre natural, no se cobrará peaje en el tramo dañado hasta su total rehabilitación’, explicó Alfonso Canaan Castaños.

El integrante del Movimiento por el Libre Tránsito explicó que lo anterior aplica en el caso del tramo Obregón a Guaymas.

Insistió, también, que según la ley explica que cuando una emergencia sanitaria ocurre en el país o en determinada región las tarifas de peaje deberán de reducirse automáticamente en 50 por ciento.

‘Es pequeño logro, pero finalmente es un logro, porque durante varias semanas miles y miles de automovilistas no pagarán peaje en el tramo ciudad Obregón-Guaymas’, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: