A propuesta del alcalde, Carlos Javier Lamarque Cano, durante la reciente sesión de Ayuntamiento, se turnó  Comisiones Unidas el análisis para la cancelación de uso de cohetes el próximo 15 de septiembre, debido a los daños que causa su uso a personas con autismo, así como a animales domésticos, mientras que la mayoría de regidores coincidieron que se deben suspender de manera definitiva, destacando que aún cuando es una actividad que genera derrama económica, esta solo es eventual y genera más perjuicios  a la sociedad que beneficios.

Al respecto, Francisco Mendoza Calderón, titular de la Unidad Municipal de Protección Civil, recordó que ya existe un acuerdo previo para que sólo se venda en diciembre  pirotecnia de luces y no cohetes explosivos; sin embargo, la fabricación de estos artefactos es del orden federal y  cuando un vendedor posee más de 9 kilos de pólvora, le compete al Ejército aplicar las sanciones.

“Ese es el problema, se van a prohibir los puestos aquí, nadie va a poder regular las ventas por internet o que los traigan de otros municipios. Si sacan ese reglamento ya no se reportaría con Protección Civil, sería directamente con el Ejército”.

“A la población le pedimos que tengan mucho cuidado con este tipo de aparatos porque por ejemplo en Hermosillo no hubo permisos de venta y sin embargo un niño perdió la mano comprando pirotecnia comprando cohetes por internet”, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: