Una mujer de 38 años de edad, que seguía una estricta dieta vegana, fue sentenciada a cadena perpetua por la muerte de su hijo de 18 meses de edad en 2019, informaron autoridades de Florida.

Sheila O’Leary, habitante de la localidad de Cape Coral, fue condenada el día lunes a una vida en prisión tras ser encontrada culpable de seis cargos, entre ellos asesinato en primer grado tras la muerte de uno de sus hijos, Ezra O’Leary, de acuerdo con Efe.

El reporte de la policía señala que la mujer llamó a los servicios de emergencia en septiembre de 2019 al notar que su hijo no respiraba, pero cuando los paramédicos llegaron al domicilio encontraron al niño sin vida, con un peso de ocho kilos y que tenía el tamaño de un bebé de siete meses.

El padre del menor, Ryan Patrick O’Leary, también ha sido acusado de los mismos cargos que su esposa mientras se encuentra a la espera de juicio.

Tras la muerte del menor, el matrimonio declaró a los investigadores que alimentaban a sus hijos con vegetales y frutas crudas, aunque Ezra aún era amamantado por su madre.

Por su parte, los agentes descubrieron que sus otros hijos, de 3 y 5 años de edad, presentaban signos de desnutrición, motivo por el que los padres fueron arrestados dos meses después de la muerte del menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: