“Dios ha escuchado nuestras suplicas” se lee en el mensaje emitido por parte de la diócesis de Ciudad Obregón, al presentarse abundantes lluvias en la región durante las últimas semanas, después de que el Estado de Sonora estuviera completamente en sequía.

La coordinadora de la Pastoral de la Salud, Priscila Murrieta, expresó que “Dios es bueno y no abandona a sus hijos”, actualmente el ambiente y semblante entre agricultores, jornaleros, ganaderos y demás personas, es otro, es más positivo.

Fue el pasado 12 de junio, que se celebró una misa en el mirador de la Presa Álvaro Obregón, con la finalidad de unirse en oración y pedir a Dios por las lluvias. Estuvieron presentes vecinos de comunidades cercanas, además de personas del sector agrícola y ciudadanía en general.

En ese entonces se dijo que en el sistema de presas del Río Yaqui se tenían 1,388.80 millones de metros cúbicos almacenados. Al corte del 31 de agosto, se dio a conocer que se tienen 3,960.50 millones de metros cúbicos. Es decir, que este sistema de presas pasó de 19.80% de su capacidad, a un 56.5 actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: