CIUDAD DE MÉXICO. La Secretaría de Salud formalizó la creación del IMSS-Bienestar, organismo público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propio, y con autonomía técnica, operativa y de gestión que brindará atención gratuita a personas sin afiliación a instituciones de seguridad social.

La creación fue formalizada este día mediante decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

El IMSS-Bienestar estará asentado en la Ciudad de México, aunque, según el decreto, la junta de gobierno tiene la autoridad para establecer oficinas de representación en las entidades federativas o en regiones que abarquen más de un estado.

“El IMSS-Bienestar tiene por objeto brindar a las personas sin afiliación a las instituciones de seguridad social atención integral gratuita médica y hospitalaria con medicamentos y demás insumos asociados, bajo criterios de universalidad e igualdad, en condiciones que les permitan el acceso progresivo, efectivo, oportuno, de calidad y sin discriminación alguna, ya sea mediante el Modelo de Atención Integral a la Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social o, en su caso, el Modelo de Atención a la Salud para el Bienestar, mismo que debe considerar la atención integral que vincule los servicios de salud y la acción comunitaria (…) Lo anterior, con independencia de los servicios de salud que presten otras instituciones públicas o privadas”, especifica el decreto.

El IMSS-Bienestar brindará servicios de salud para personas no afiliadas en estados con los que haya convenio de coordinación.

La junta de gobierno del organismo deberá instalarse en los 30 días naturales siguientes a la publicación del decreto y estará integrada por funcionarias y funcionarios de las secretarías de Salud, Hacienda, del Trabajo, la de Bienestar, y un representante del sindicato mayoritario de trabajadores. La junta será presidida por el titular del IMSS, actualmente a cargo de Zoé Robledo.

El decreto otorga al IMSS-Bienestar atribuciones para la operación del Modelo de Atención a la Salud para el Bienestar, así como atender los servicios de salud y prevención de enfermedades. También lo faculta para integrar una plantilla de trabajadores, administrar sus recursos y suscribir convenios.

Los recursos estarán integrados por lo asignado en el Presupuesto de Egresos de la Federación, donaciones, adquisiciones e ingresos propios. En la transición, las entidades federativas le otorgarán los recursos presupuestarios, materiales, humanos, financieros y de infraestructura necesarios, subraya el decreto.

MEJORES SERVICIOS

Tras la publicación del decreto, Zoé Robledo afirmó que el cambio busca que las personas sin seguridad social “tengan los mejores servicios, calidad en su atención, oportunidad” y sean siempre atendidos por especialistas.

Este paso es importante, no solo jurídicamente, no solo porque nos dará más certeza para los trabajadores en el aspecto laboral, sino porque además nos va a sentar nuevas reglas, nuevas bases de trabajo para todo el país”, añadió.

Juan Antonio Ferrer, titular del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), dijo por su parte que la medida es “un gran logro para la transformación de la salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: