Jorge Salazar / MO

Como una cruel, indignante y triste historia, calificó Obed Vega los actos violentos que terminaron con la vida del pequeño Ian Alejandro de cinco años de edad, quien fuera presuntamente asesinado por Martín “N” alias “El Berru”, amigo de los familiares del menor.

El Pastor de la Iglesia Cristiana, destacó la necesidad de reflexionar como sociedad, sobre el papel que deben de asumir las personas adultas con respecto al cuidado y atención que requieren los menores, a fin de evitar que se presente este tipo de tragedias.

El también Consejero en Prevención de las Adicciones, afirmó que cada día son más los niños y niñas que se quedan a cargo de tíos, abuelos o algún otro familiar y cuestionó, ¿qué acciones se deben de tomar para dejar de estar culpando a los gobiernos?

Obed Vega, manifestó que se requiere generar mayores cambios en la sociedad y para ello es de suma importancia la participación ciudadana, quien aseguró, cada día son más participativa en este tipo de situaciones, particularmente cuando los menores son víctimas de actos violentos.

Así mismo, reiteró la necesidad de impulsar y fortalecer valores morales como el amor, la empatía, el altruismo y el compañerismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: