El presidente de Argentina, Alberto Fernández, expresó hoy su condena al “atentado” a la vicepresidenta del país, Cristina Fernández, y declaró este viernes como día no laboral para que la sociedad manifieste “en paz” su rechazo a la violencia.

En un mensaje por cadena nacional, el mandatario sostuvo que el “atentado” contra la expresidenta es el hecho “más grave que ha sucedido” desde que Argentina retornó a la democracia, en 1983.

La Policía Federal detuvo este jueves a un hombre armado que se encontraba a pocos metros de la vicepresidenta, cuando esta estaba en la calle, a las puertas de su apartamento en el barrio capitalino de Recoleta, rodeada de militantes kirchneristas.

Canales de televisión locales mostraron a un hombre que apuntaba a la vicepresidenta, quien, inmediatamente, se agachó en medio de sus escoltas.
 
“Un hombre apuntó con un arma de fuego en su cabeza y gatilló. Cristina permanece con vida porque, por una razón todavía no confirmada técnicamente, el arma que contaba con cinco balas no se disparó pese a haber sido gatillada”, precisó el jefe de Estado.

El presidente sostuvo que “semejante realidad conmueve a todo el pueblo argentino”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: