El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia confirmó este lunes el fallecimiento de dos empleados de su misión diplomática en Afganistán tras una fuerte explosión en las inmediaciones de la Embajada rusa en Kabul.

“En las inmediaciones de la entrada de la sección consular de la Embajada de Rusia en Kabul, un militante desconocido detonó un artefacto explosivo”, han informado las autoridades rusas.

Así, la cartera diplomática rusa confirmó en un comunicado el fallecimiento de dos de sus empleados en Afganistán y adelantó que “también hay víctimas entre los ciudadanos afganos”. La investigación de los hechos corre ahora a cargo de los servicios de seguridad afganos.

Por su parte, el portavoz de la Policía de Kabul, Jalid Zadran, confirmó lo ocurrido en su perfil de la red social Twitter, si bien ha arrojó un primer balance en el que se habla de un civil muerto y otros diez heridos.

Según Zadran, “un atacante suicida” pretendía inmolarse “entre la multitud” en las inmediaciones de la Embajada rusa, “pero antes de llegar a su objetivo, las fuerzas de seguridad lo atacaron, lo que provocó la explosión”.

Más tarde, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, se manifestó sobre lo ocurrido y tildó el suceso como un “acto terrorista” que es “absolutamente inaceptable”, según recoge la agencia de noticias TASS.

“Condenamos enérgicamente tales actos terroristas. Por supuesto, ahora lo principal que se debe hacer es obtener información del lugar sobre lo que les sucedió a nuestros representantes y diplomáticos”, dijo Peskov.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: