El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) nuevamente subió y registró una variación anual de 8.7 por ciento en agosto, de acuerdo con el informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicado este jueves.

Los precios se vieron presionados por el aumento en el precio de la cebolla, loncherías, fondas, torterías y taquerías; tortilla de maíz; papa y otros tubérculos y vivienda propia.

Esto representa un aumento considerable en comparación con agosto de 2021, cuando la inflación mensual se ubicó en 5.59 por ciento.

De acuerdo con la información del Inegi, la inflación registró su nivel más alto desde diciembre del 2000, cuando se ubicó en 8.96 por ciento.

Dicho incremento se da luego de presentar una variación de 7.99 por ciento en junio y de 8.15 por ciento en julio.

Así, la inflación se ha ubicado 18 meses consecutivos por encima del rango objetivo fijado por el Banco de México (3 por ciento, +/- un punto porcentual).

El resultado del INPC estuvo ligeramente por encima de las expectativas del mercado, el cual estimaba 8.68 por ciento a tasa anual, de acuerdo con Citibanamex.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: