Durante los primeros minutos de este jueves, la Fiscalía General del Estado de Sonora (FGJE) dio a conocer la muerte de Alma Verónica, quien habría sido rescatada de un domicilio en la mañana del miércoles donde se encontraba privada de su libertad.

La Fiscalía informó que tras ofrecerle medidas de protección, la mujer de 31 años rechazó la ayuda de las autoridades. Y fue alrededor de las 20:30 horas que fue asesinada en las calles de la colonia el Rastro a balazos.

De acuerdo con los primeros reportes de las autoridades, el rescate se dio durante la mañana del miércoles, a las 7:30 horas. Elementos de la Secretaría de Marina (Semar) junto con personal de la Fiscalía de Sonora aseguraron a cinco personas que se encontraban privados de la libertad en una casa de seguridad.

Esta se ubica en la calle Orquídeas, entre Plutarco Elías Calles y Curbina, en la colonia Burócrata. Ahí, una de las víctimas, aprovechando que uno de los agresores estaba dormido, tomó el arma de su captor y la detonó dentro del domicilio.

Ante el ruido de los disparos, los vecinos del lugar dieron aviso a las autoridades. A lo que efectivos de la Semar junto con elementos de Seguridad Pública Municipal realizaron las acciones de rescate.

Cabe señalar que del tenso momento en el que arribaron las fuerzas de seguridad, quedaron testimonios grabados que fueron publicados en redes sociales.

Como el de una maestra de la escuela Nicolás Bravo que se encontraba cerca del lugar, quien llamó a los padres de familia a no acercarse debido a que continuaban las detonaciones. Posterior a los hechos, la Secretaría de Seguridad Pública informó que el operativo se dio al interior de la vivienda.

“El operativo se limitó al interior de la vivienda por lo que se protegió la seguridad de los vecinos, incluyendo a los alumnos de la escuela Nicolás Bravo”, dio a conocer la SSP.

Las personas habían sido secuestradas por hombres armados en un pick up blanco desde el 5 de septiembre.

Tras ser asegurada, de acuerdo con la versión de la Fiscalía, a Verónica se le ofrecieron medidas de protección como ser trasladada a otro municipio o entidad, ser llevada a una estancia segura en Guaymas, así como protección con elementos de seguridad.

Sin embargo, fueron rechazadas aún después de que personal de la Fiscalía le explicó el riesgo que implicaba quedarse. Informaron que la negativa fue patentizada con su huella y firma ante el Ministerio Público.

Aseguraron que a pesar de esto, le fueron asignados policías municipales como acompañamiento, pero despidió a los agentes al decirles que no necesitaba protección. Finalmente, se registró su muerte durante la noche del miércoles. Las autoridades anunciaron que se encuentran investigando los hechos para dar con los responsables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: