El accidente de un barco irregular dejó 14 personas muertas y otras 26 desaparecidas tras el naufragio en el estado brasileño de Pará, información de la Marina y las autoridades locales.

“Había 70 personas en la embarcación, 30 fueron rescatadas con vida y fueron hallados 14 cuerpos”, informado en un comunicado el gobierno del Estado de Pará, que agregó que el accidente ocurrió cuando el barco se desplazó por la bahía de Marajó, rumbo a la capital Belém.

La Marina informó por su parte que las búsquedas continuaban.

Imágenes publicadas en las redes y reproducidas por los medios locales mostraron rescatistas cargando víctimas hacia la orilla en botes, y algunos cuerpos cubiertos con sábanas en la playa.

De acuerdo con el gobierno local, la embarcación no tenía permiso para transportar pasajeros y partió “de un puerto clandestino” en la localidad de Camará, en la isla de Marajó.

“Era una embarcación clandestina, inclusive su propietario ya había sido notificado tres veces por (viajar con) otro barco”, afirmó en un video publicado en sus redes sociales el gobernador de Pará, Helder Barbalho, que pidió firmeza a la policía para “culpar al causante” del accidente.

Una decena de barcos, buzos y helicópteros fueron trasladados al lugar para buscar a los desaparecidos del naufragio, que ocurrió cerca de una playa en la isla de Cotijuba.

Tanto la policía como la Marina abrieron investigaciones para determinar las causas del accidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: