Más de cincuenta mil pesos en perdidas materiales dejó el incendio de un automóvil que fue devastado por el fuego, debido a fallas eléctricas.
El voraz incendio se registró alrededor de las 11:30 de la mañana de este martes, en calle Base y Dren Esperancita al poniente de la Comisaría de Providencia.
El vehículo siniestrado es un sedán Grand Marquis, modelo 2000, color verde con gris y portaplacas de Sonora.
Pertenece a Sergio Humberto R. R., de 43 años y con domicilio en el centro de la ciudad.
En torno al incendio, el automovilista, dijo que cuando circulaba por la calle Base de oriente a poniente y antes de llegar a la curva donde se localiza el Dren Esperancita detectó que comenzó a salir bastante humo por el cofre.
Debido a esto, bajó de la cinta asfáltica para estacionarse y descender del vehículo ya que repentinamente comenzó a salir fuego y este se propagó en cuestión de segundos.
Ante tal situación llamó al teléfono de emergencias 911 arribando los “apagafuegos” a bordo de la máquina extintora E-01 y sofocaron el fuego.
Aunque las llamas ya lo habían destruido en su totalidad originándose perdidas materiales por el orden superior a los cincuenta mil pesos.
Por fortuna, el conductor logró ponerse a salvo y resultó ileso, solo sufrió mayúsculo susto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: