El embajador estadounidense, Ken Salazar, reconoció que el problema de la inseguridad permea tanto a México como a Estados Unidos, por lo que afirmó que es un tema pendiente de ambos gobiernos para garantizar la prosperidad en la región.

“Hay muchos problemas con la seguridad, pero no nada más en México, también en Estados Unidos. Lo he hablado con los dos presidentes (estadounidense y mexicano), no puede haber prosperidad si no hay seguridad”, expresó.

El diplomático estadounidense admitió que las armas que se fabrican en su país y que ingresan al territorio mexicano “matan a muchos en Estados Unidos” y “provocan mucha violencia en México”.

Salazar dijo que se reactivó la comunicación y el entendimiento para abordar este tema, después de que por muchos años “no había diálogo por la seguridad”.

“Es el interés de Estados Unidos tener un México seguro y es el interés de nosotros de avanzar en ese tema”, expresó el diplomático.

El embajador estadounidense también adelantó que no cesarán las alertas de seguridad que emite el Departamento de Estado para no viajar a ciertas zonas de México por sus niveles de peligrosidad.

“Las alertas, eso no va a cambiar la responsabilidad de nosotros es proteger a nuestras gentes, a nuestros empleados”, comentó.

explicó que este sistema de alertas comenzó como protocolo de seguridad para sus connacionales en lugares donde “estaban matando estadounidenses”.

Sus declaraciones ocurren después de que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, criticó en su habitual conferencia del Palacio Nacional que estas alertas son de “mal gusto”. “metiches”.

“Es de mal gusto, es de metiches (las alertas). Eso no es serio, pero ya quedó como práctica política, todo eso hay que ir haciéndolo a un lado”, manifestó la semana pasada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: