Tras continuar imparable el robo de vehículos, durante la noche del miércoles otras dos unidades desaparecieron la noche del miércoles de distintos sectores de la ciudad.

El primero de los carros robados es un sedán, marca Ford, línea Escort, modelo 1998 y color rojo.

Fue hurtado de las calles Rio Pánuco y Allende, en la colonia del Valle.

Su propietaria, una señora de 72 años, dijo que a las 6 de la tarde llegó a casa de una amiga para participar en una reunión.

Para ello dejó estacionado su vehículo sobre la banqueta de la Río Pánuco y a eso de las 21:40 horas salió para retirarse a su casa, pero mayúscula fue sorpresa al no encontrar su auto.

Dijo que este traía un cuarto de tanque de gasolina por lo que reportó el robo al 911.

EL OTRO EN LA BELLAVISTA

Casi dos horas más tarde, a eso de las once y media de la noche fue reportado como robado otro automóvil, en calle Amberes entre Madrid y avenida Guerrero.

Se trata de un sedán, marca Nissan, línea Altima, modelo 1995, color blanco, el cual trae el parabrisas estrellado.

Su dueño, de 64 años, dijo que lo dejó estacionado a eso de las 20:00 horas y al regresar por el a eso de las once y media ya no se encontraba.

Explicó que lo dejó en ese sitio para llevar a consulta a su hijo al hospital del Seguro Social.

Cómo características, el vehículo trae vidrios semi polarizados y cuenta con una placa de discapacitado, pero no recordó la serie pública.

En ambos casos, los afectados fueron orientados para que acudieran a las oficinas de la fiscalía estatal e interpusieran las denuncias correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: