La colaboración y el compromiso de los gobiernos estatales y productores del país son estratégicos para alcanzar el éxito en las labores que realiza la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural para prevenir la entrada y diseminación de plagas y enfermedades que podrían poner en riesgo la producción de alimentos.

La dependencia federal señaló que, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), se operan programas de sanidad vegetal y animal en las 32 entidades para prevenir, controlar y erradicar plagas y enfermedades en las que ninguna autoridad estatal o productores podrían ser exitosos por sus propios medios, como la influenza aviar o la mosca del Mediterráneo.

Estas acciones se orientan a proteger el abasto nacional de alimentos, el ingreso de divisas y el patrimonio de productores y comunidades rurales, pues con su trabajo generan empleo y desarrollo y contribuyen a alcanzar la seguridad alimentaria, por lo cual el Senasica es reconocido como organismo de Seguridad Nacional, anotó.

El director en jefe del Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, invitó a los gobiernos estatales a asumirse como aliados estratégicos de la autoridad sanitaria y trabajar de la mano con los técnicos fito y zoosanitarios, para la operación de medidas preventivas y de control de amenazas que podrían poner en riesgo la producción de alimentos en el país.

Destacó que México posee un marco legal robusto que privilegia la importancia de la sanidad como bien público sobre intereses particulares nacionales o extranjeros, por lo cual las acciones que lleva a cabo el Senasica son actos de autoridad.

Indicó que la institución tiene infraestructura de primer nivel, equiparable a potencias en la materia como Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, la cual permite detener el ingreso de plagas y enfermedades de importancia económica, en un contexto de intercambio comercial con más de 100 países.

El funcionario federal recordó que, de manera sistemática, los técnicos buscan las plagas y enfermedades ausentes en México y presentes en otras latitudes, para que, en caso de detectarlas, reaccionar con autoridad a fin de establecer medidas contra epidémicas inmediatas y evitar su diseminación y establecimiento en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: