CIUDAD DE MÉXICO. La agencia de calificación de crédito Fitch Ratings reiteró que las suposiciones del gobierno de México en su presupuesto federal para el 2023 son optimistas en relación al crecimiento económico, si bien consideró que las estimaciones en torno a los ingresos fiscales son más prudentes.

El presupuesto, que el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O entregó a legisladores la semana pasada, pronostica ingresos fiscales de 4.6 billones de pesos (231,000 millones de dólares) y una expansión del PIB del 3% frente al crecimiento proyectado de 2.4% para este año.

Fitch destacó que el presupuesto prevé mayores desembolsos, pero que las expectativas sobre los precios del petróleo y los ingresos derivados del recurso son más conservadoras. En tanto, considera que el fuerte aumento del gasto de inversión (capex) para el próximo año “debería ser temporal”.

El pasado 13 de septiembre, el analista soberano para México de Moody’s, Renzo Merino, advirtió que las expectativas de la Secretaría de Hacienda, plasmadas en el paquete económico de 2023, impondrán una presión para la calificación crediticia del país.

Durante el foro “Inside Latam: México 2022”, organizado por la agencia calificadora, Merino explicó que la relación fiscal-crecimiento está dada por los ingresos, por lo que “si el crecimiento no es tan dinámico podría pesar sobre algunos tipos de ingresos”. El paquete económico 2023 prevé que el crecimiento real del Producto interno Bruto alcance un rango de 1.2 a 3.0% el próximo año, pero Moody’s pronostica un crecimiento de 1.0% del PIB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: