Un fuerte sismo golpeó el sureste de Taiwán este domingo, cobrándose al menos una vida, derribando tres edificios y destrozando carreteras, pero los especialistas afirman que la amenaza de un tsunami regional ya pasó.

El temblor se produjo a unos 50 kilómetros al norte de la ciudad de Taitung y a una profundidad de 10 kilómetros, detalló el Servicio Geológico de Estados Unidos USGS. 

También se registraron múltiples réplicas.

La Agencia Meteorológica de Japón y el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico emitieron alertas poco después del terremoto, pero ambos explicaron más tarde que ya no había amenaza de olas altas.

La Agencia Nacional de Bomberos de Taiwán indicó que una persona murió debido a la caída de maquinaria en una fábrica de cemento en la ciudad de Yuli, que estaba cerca del epicentro. 

El ministerio de Salud detalló que 79 personas buscaron tratamiento médico o fueron enviadas al hospital.

En la ciudad taiwanesa de Yulise derrumbó un edificio de dos plantas que tenía una tienda en la planta baja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: