El gobierno talibán informó este lunes la liberación de Mark Frerichs, considerado el último prisionero de Estados Unidos en manos del grupo islamista en Afganistán, en un intercambio de prisioneros con el narcotraficante Haji Bashir Noorzai, un importante aliado de los fundamentalistas.

El ministro interino de Exteriores afgano, Amir Khan Muttaqi, anunció en una rueda de prensa en Kabul el intercambio entre Frerichs, que llevaba más de dos años como rehén, y Noorzai, que había permanecido 17 años en una prisión estadounidense.

“Estados Unidos hizo bien en iniciar la negociación y creemos que ese tipo de pasos allanarán el camino para más logros y el desarrollo (del país). Probamos y probaremos que nadie usará suelo afgano contra nadie”, afirmó Muttaqi en su comparecencia.

Frerichs, un veterano de las Fuerzas Armadas estadounidenses, estaba trabajando como ingeniero civil en proyectos de desarrollo en Afganistán cuando fue secuestrado por los talibanes.

El pasado enero, cuando se cumplían dos años de su captura, el presidente estadounidense, Joe Biden, había exigido a los talibanes la liberación de Frerichs, advirtiendo que no se produciría ningún reconocimiento internacional si su compatriota no era liberado.

Muttaqi aseguró hoy que ahora los “problemas restantes” con Estados Unidos y la comunidad internacional también podrán resolverse “a través de la negociación“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: