Diecisiete personas han muerto en Irán desde que, hace seis días, empezaron las manifestaciones de protesta por la muerte Mahsa Amini, que había estado detenida por la policía de la moral, según un balance difundido el jueves por la televisión estatal.

“Diecisiete personas, incluyendo manifestantes y policías, perdieron la vida en los acontecimientos de los últimos días”, anunció el canal, sin aportar más precisiones.

Hay que recordar que Mahsa Amini, una joven iraní de 22 años, fue detenida el pasado martes 13 de septiembre en la ciudad de Teherán, Irán, por elementos de la policía de la moralidad, una corporación del estado que está encargada de verificar que las mujeres respeten el estricto código de vestimenta de la República Islámica, sobre todo, el uso del velo en público.

Aquel martes, la joven se encontraba de visita con su familia, sin embargo, cuando se encontraba al exterior de una estación de metro, fue arrestada supuestamente por no cubrirse completamente el cabello.

El pasado 16 de septiembre, se informó que Mahsa murió en un hospital tras sufrir un infarto, luego haber estado en coma dos días. Su inexplicable muerte ha levantado una ola de indignación en el país, pues muchas personas piensan que Mahsa murió torturada, ya que la policía de la moralidad, ha sido criticada en los últimos meses por actuar con violencia.

Luego de que se revelará su muerte, desde el sábado 17 de septiembre, principalmente, en las ciudades de Teherán y Mashhad, se han realizado varias protestas en las que participan en su mayoría universitarias y universitarios, quienes exigen que la policía de la moralidad, acepte su responsabilidad en el deceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: