Ucrania anunció el jueves un intercambio de prisioneros de alto perfil que fue la culminación de meses de esfuerzos para liberar a muchos de los combatientes ucranianos que defendieron una planta siderúrgica en Mariúpol durante un largo asedio ruso. A cambio, Kiev entregó a un aliado del presidente de Rusia, Vladimir Putin, y a otros 55 reos.

Volodymyr Zelenskyy dijo que su gobierno consiguió la libertad de 215 ciudadanos ucranianos y extranjeros con ayuda de la mediación de Turquía y Arabia Saudí. Muchos eran soldados y oficiales que se enfrentaban a la pena de muerte en el territorio ocupado por las tropas de Moscú, agregó el presidente de Ucrania.

Las autoridades rusas no confirmaron de inmediato la operación ni comentaron el que parece ser el mayor intercambio de prisioneros en los casi siete meses que dura la guerra.

Del total, se intercambió a 200 ucranianos por un solo hombre: el líder de la oposición prorrusa Viktor Medvedchuk, que es ucraniano.

El oligarca, de 68 años, escapó de su arresto domiciliario en Ucrania pocos días antes del inicio de la invasión de las tropas del Kremlin el 24 de febrero, pero fue recapturado en abril. Enfrentaba una condena de cadena perpetua por cargos de traición y colaboración con una organización terrorista por mediar en la compra de carbón para la república separatista de Donetsk, una región del este de Ucrania que cuenta con el respaldo de Moscú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: