Al ser cuestionado sobre el número de asesinatos en su gobierno, López Obrador descarta que su mandato sea el más violento, e insiste que la violencia es herencia de la protección y complicidad de gobiernos anteriores con el crimen y de que los medios “callaron”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: