Óscar Félix / MO

“Cada día hay más pobres que necesitan un plato de comida, nuestra misión es ofrecerlo con la ayuda de benefactores” dijo la encargada del comedor Cristo Misericordioso, ubicado por el callejón Bolivia entre Zaragoza y Galeana.

La madre, Andrea Montoya responsable del área de cocina del convento, agregó que no solo se brinda el alimento a indigentes y migrantes sino también a ciudadanos que por una u otra razón no cuentan con dinero para adquirir comida.

“El comedor brinda comida de martes a sábado con un horario de 4 a 5 de la tarde y de cooperación se pide tres botellas de plástico o tres pesos”, explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: