El pleno del Senado otorgó una nueva licencia a Américo Villarreal para separarse de su curul y dejar sus funciones legislativas por tiempo indefinido. El gobernador electo ya había solicitado previamente en un documento dirigido al presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Armenta, dejar sin efecto su reincorporación.

Aunque no estaba en la orden del día, los legisladores entraron a debate acerca de si estaba Villarreal imposibilitado para rendir protesta al cargo para el que fue electo en las pasadas elecciones tras haberse reincorporado al Senado y con ello incumplir el periodo de 120 días que establece el artículo 79 de la Constitución de Tamaulipas.

Sin embargo, el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, aclaró que dicho periodo en el que no debería de ejercer ningún cargo público se limitaba para poder participar en las elecciones y ser elegible, por lo que aseguró que éste se cumplió.

“Dicha restricción se agotó y se tuvo por cumplida al haberse efectuado la elección constitucional al cargo de gobernador de dicho estado, es decir, al no estar vinculada a la protesta del cargo que el pueblo le concedió al gobernador electo no impide en el plazo de la elección y antes de la toma de protesta que pueda reincorporarse temporalmente incluso como senador de la República.

“No inhibe la posibilidad constitucional de que se proteste el cargo del gobernador del estado aun cuando estuviera en este momento reincorporado porque el impedimento son 120 días para celebrarse la elección”, dijo Monreal desde la tribuna del Senado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: