El boxeador colombiano Luis Quiñones murió en la madrugada de este viernes después de permanecer cinco días en coma a consecuencia de las lesiones sufridas el sábado pasado durante un combate en la ciudad de Barranquilla contra su compatriota José Muñoz.

Quiñones estuvo en coma inducido luego de ser operado por un coágulo en el cerebro después de desplomarse durante la pelea, celebrada en el Coliseo Elías Chewgin de esta ciudad caribeña, en la que disputaba el título nacional welter junior.

Leonardo Quiñones, hermano del púgil, confirmó el fallecimiento en un mensaje en redes sociales.

“Te nos adelantaste mi hermano del alma, ahora estás en el regazo de tu padre celestial, al que tú adorabas y servías, te amo mi hermano, por siempre y para siempre en nuestros corazones”, publicó el familiar de Quiñones en Facebook.

El más reciente reporte de la Clínica General del Norte, centro asistencial en donde estaba recluido Quiñones, indicaba que el púgil “sufrió un deterioro neurológico, funcional y metabólico, que acompañaba varias isquemias en el hemisferio cerebral izquierdo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: