La tormenta Ian perdía fuerza a su paso por el sureste de Estados Unidos y se espera que se disipe durante la noche, después de haber causado inundaciones en Carolina del Sur y devastado buena parte de Florida, donde ha dejado al menos una veintena de muertos.

Las autoridades de este estado informaron que la tormenta había dejado 23 fallecidos, aunque algunos medios aseguran que la cifra es mayor.

La cadena de televisión CNN eleva la cifra a 45 muertos. 

Tras arrasar Florida, Ian llegó el viernes por la tarde a Carolina del Sur como huracán de categoría 1, con vientos de hasta 140 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Luego se debilitó hasta convertirse en una tormenta postropical. 

En la mañana del sábado (0900 GMT), sus vientos se redujeron a unos 50 km/h a su paso por Carolina del Norte, informó el NHC. 

Ian “debería disiparse sobre el centro-sur de Virginia” el sábado por la noche, predijo el centro, aunque se mantiene el riesgo de lluvias e inundaciones “moderadas” en el centro de los Apalaches y el noreste de Estados Unidos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: