La conductora y actriz, Consuelo Duval se encuentra con el corazón roto al tener que despedirse de su ser querido, quien le ha hecho compañía por los últimos 12 años de su vida y quien la hizo muy feliz.

Por medio de su cuenta de Instagram, la actriz conocida por el papel que interpretó en  la “Familia P. Luche” ha compartido con sus seguidores la muerte de su perrita “Negra Tomasa”.

En otra publicación hecha por Consuelo, compartió la historia de cómo es que “Negra Tomasa” llegó a su vida y las condiciones inhumanas en las que vivía antes de estar con ella.

La actriz contó que la había encontrado en la calle con un gran tumor y, como ya se encontraba retrasada a su llamado para “La Familia P. Luche”, le habló a su hermana para que la apoyara en rescatar a la perrita.

Después la estuvo llevando a una clínica veterinaria y resulto que el tumor que tenía Tomasa fue causado por un abuso sexual que había sufrido esta perrita.

“Cuando la encontré a media calle con un tumor enorme, resultado del abuso sexual, ya iba tarde a mi llamado de ‘La familia P. Luche’ y le marqué a mi hermana para que me ayudara a rescatarla. La llevé a una clínica y después de dos meses me la entregaron”, contó.

En su escrito también contó que al principio de su relación con “Negra Tomasa” fue un tanto difícil ya que no quería a Consuelo, probablemente porque le temía a los humanos, pues había sufrido mucho con ellos, pero poco a poco se fue ganando su confianza y su corazón, hasta que se convirtió en su guardiana.

“No me quería y me miraba de lado con su ojito bueno, al otro le habían roto el lagrimal. Un día la sentí recargada en mi pecho y en su ojito ya no había miedo, había confianza. Y entonces se convirtió en mi guardiana, pobre de aquel que se me acercara, porque los correteaba con unos ladridos que espantaban”, agregó.

Después de haber pasado juntas 12 años de sus vidas de “puro amor incondicional, la “Negra Tomasa” murió. Aunque Consuelo Duval no aclaró la causa del fallecimiento de su perrita, muchos han deducido que fue a causa de la avanzada edad de la perrita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: