El actor mexicano Pablo Lyle fue declarado este martes culpable de homicidio involuntario por la muerte de Juan Ricardo Hernández, de 63 años y origen cubano en hechos que se remontan a 2019.

Lyle, de 35 años, había comunicado a la jueza Marisa Tinkler Méndez, al frente del caso en la Corte Criminal de Miami-Dade, que por iniciativa propia y bajo el consejo de sus abogados no testificaría en la audiencia.

El actor mexicano, conocido por su actuación en la cinta Mirreyes vs, Godínez (2019), matizó que su decisión no estuvo sometida a presión alguna.

El jurado, compuesto por seis personas, llegó a la conclusión después de que la fiscal Gabriela Alfaro repitiera las palabras “por favor no me hagas daño”, supuestamente las últimas de Hernández antes de caer mortalmente al suelo.

Los abogados del actor mantuvieron que Lyle actuó en defensa propia y solicitaron otra vez, de nuevo sin éxito, la desestimación del caso bajo la ley de defensa propia del estado de Florida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: