Bécker García / El Tiempo

ENTRE AGUA, LÁMPARAS Y HACKERS

Se dice que, ahora sí, el siguiente mes de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador entregará 30 mil hectáreas a la tribu Yaqui, dentro de lo que se ha llamado el plan de justicia para la tribu.

La idea no está mal, pues, si se suman a las que ya tienen, es de pensar en que la producción de alimentos se irá para arriba, y eso es lo que se necesita, más alimento para detener la inflación.

Por ejemplo, hace dos años, el kilo de harina de trigo, costaba de 10 a 12 pesos, hoy, entre 25 a 29, es decir, más del doble. Y todo esto es producto de la agresión de Rusia a Ucrania, quien es el principal productor de trigo en el mundo. Y como dependemos de ese trigo importado, pues es natural que los precios se disparen.

Ahora bien, 30 mil hectáreas nuevas de cultivo para los Yaquis, significan otros 423 millones de metros cúbicos, adicionales a los 250 que ya tienen. Entonces viene aquí la pregunta: ¿de dónde se va a sacar más agua?

Es verdad que, este presente año, con las lluvias que se precipitaron en la cuenca del Yaqui, existen 1,309 millones de metros cúbicos más que el año pasado, pero apenas rebasa la media anual registrada. Es decir, esa agua, puede terminarse en el 2023, o, en el 2024, más con las condiciones climáticas tan errantes en los últimos años.

Entonces no hay más que de dos sopas; de fideos o de jodeos, y una ya se terminó, y es la que precisamente se hace con trigo, es decir, la de fideos. Es decir, porque parecería como que, no le están diciendo toda la verdad al Presidente López Obrador, pues llegará un momento en que, deberán de decidir si quitarle esos 423 millones de metros cúbicos al valle del yaqui o no dárselos a la tribu, con lo cual se dejarán de sembrar 30 mil hectáreas, eso es lógico.

Lo ideal sería que, si este gobierno quiere trascender, buscar las posibilidades de producir más agua por medio de la desalación, y, entonces sí, que se abran todas las hectáreas que se deseen, porque insisto, no es válido repartir el agua que no alcanza.

Hace apenas unos días, AMLO felicitó al gobernador Durazo por sortear la escasez de agua que, apenas en julio, era crítica, pero, pues no dijo como le hizo el de Bavispe porque hasta donde sé, no es Tláloc.

Supongo entonces que, Adolfo Regino, la cabeza del Instituto Nacional Indigenista, le está mintiendo al presidente. Y como de agua estamos hablando, pues parece que viene una tormenta.

¿Y LAS LÁMPARAS?

En la semana que recién terminó, en cabildo se aprobó buscar una Asociación Público Privada, con alguna empresa que preste el servicio de alumbrado público, y, hasta se dijo que se instalarían otras casi 5 mil luminarias para ahora sí, dejar a Cajeme completamente iluminado.

Investigué el estatus en el cual quedó el contrato que se tenía con la anterior compañía, Óptima, y me comentan ellos que sigue vigente y que, están esperando respuestas.

Yo no estoy seguro, pero, supongo que desde esa empresa no se van a quedar cruzados de brazos, y exigirán el pago hasta que el contrato termine, dentro de un año.

Porque si se van a tribunales, pues a quien menos le conviene es al Ayuntamiento y obvio, a nosotros los cajemenses.

Hay que recordar aquella cancelación con el relleno sanitario Cytrar, que le costó cientos de millones de pesos al Ayuntamiento de Hermosillo, o, los más de mil millones de pesos que le siguen pagando a la empresa LuzHmo, por cancelación de contrato solamente que, ahora nada más estiran la manita sin prestar el servicio.

Esperemos a ver quien tiene la razón, si acaso el Ayuntamiento, o, la empresa Óptima.

QUE NO VA A DEMANDAR, DIJO

Ante el hackeo que un grupo llamado Guacamaya de las cuentas de la Secretaría de la Defensa Nacional, el presidente López Obrador dijo que no va a demandar, “porque a la gente no le gustan esas cosas”, ups.

A como veo las cosas, el problema es que, si ya vulneraron las cuentas del ejército, ¿qué les impediría ir por más dependencias como el SAT y borrar todas las cuentas de deudores morosos?

Digo, si ya lo hicieron y no pasa nada, pues, lo seguirán haciendo.

En fin, veremos que sigue

Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: