Hermosillo, Sonora, 4 de octubre de 2022.- La implementación del nuevo Sistema de Justicia Laboral en Sonora representa, no solo la garantía de un acceso pronto y expedito para los trabajadores hacia la resolución de sus problemas y querellas con sus empleadores, también se presenta como un catalizador para el desarrollo económico de la entidad, afirmó el gobernador Alfonso Durazo Montaño.

El titular del Ejecutivo estatal destacó que la defensa de los derechos de los trabajadores, a la par con el respeto de las fuentes de empleo, se traduce en una estabilidad laboral, que a su vez fortalece la generación de empleos, la atracción de inversiones y el desarrollo de la economía en la entidad.

“No hay posibilidades de desplegar a plenitud el potencial económico de nuestro estado, particularmente económico de nuestro estado, sin una estabilidad laboral plena y esa estabilidad laboral plena no debe darse a costa de los derechos de los trabajadores, debe ser simplemente producto de una madurez política que da capacidad para construir soluciones en un ámbito de defensa plena de los derechos de los trabajadores”, dijo.

El mandatario destacó, además, que esta iniciativa forma parte de la política progresista del gobierno que encabeza a nivel nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador y obedece, además, a una agenda apegada al cumplimiento con requerimientos históricos, sin los cuales no podría concretarse el cambio en el paradigma político del país.

Por su parte, la secretaria del Trabajo en la entidad, Olga Armida Grijalva Otero, destacó que, en el sistema de justicia laboral entrante, donde las juntas de conciliación y arbitraje terminarán por desaparecer, dando paso a la justicia mediante la mediación y el diálogo, un punto nodal es el nuevo entendimiento del trabajo como un derecho a la participación en los procesos de producción y no como una mera transacción en la que se cambian horas de trabajo por capital.

“Otra de las bondades de este nuevo sistema consiste en colocar en el centro de la reforma a los actores de la producción, empleadores y empleados con reconocimiento de su dignidad humana, ubicando a ambos como sujetos complementarios del desarrollo y la prosperidad del país y, en lo particular, de Sonora. Así mismo, los cambios sustanciales de este sistema de justicia laboral ubican al trabajo como un derecho humano y no una mercancía”, afirmó.

En este sentido, Rafael Acuña Griego, presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, destacó que este nuevo modelo garantiza los derechos de las instituciones sindicales, las cuales jugarán un papel preponderante en la etapa que comienza.

“Este nuevo sistema de justicia representa una transformación sin precedentes en el mundo laboral en México, establece un nuevo modelo de relaciones de trabajo que privilegia el diálogo, la solución pacífica de controversias, el acceso a mecanismos de concertación y democracia para garantizar el ejercicio pleno de los derechos de libertad y autonomía sindical”, explicó el magistrado.

Por último, David Soto Alday, director del Centro de Conciliación Laboral, reconoció el esfuerzo de las instituciones del Gobierno de Sonora para hacer de la dependencia, que ahora encabeza, una realidad que llevará certeza a los procesos entre trabajadores y empleadores.

Presentes: Ken Roy, cónsul de Estados Unidos en Hermosillo; Álvaro Bracamonte Sierra, secretario de Gobierno, diputados locales, líderes sindicales, representantes de cámaras empresariales y autoridades del Gobierno de Sonora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: