La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación luego que una joven de 16 años embarazada muriera tras una persecución de elementos de la Guardia Nacional.

A través de la Recomendación 70VG/2022 dirigida a la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez Velázquez, se señalan las “violaciones graves a los derechos humanos”.

La agresión cometida fue contra una pareja que viajaba por la carretera libre Zapotlanejo, Guadalajara, a bordo de una camioneta, y que fueron detenidos por tres elementos de la Guardia Nacional, quienes, tras una persecución en la que accionaron sus armas, provocaron la muerte de la mujer quien tenía dos meses de embarazo.

Tras la integración del expediente de queja, la CNDH dice que pudo corroborar que la pareja rebasó una unidad con miembros de Guardia Nacional quienes se percataron que la camioneta circulaba sin placas y, presuntamente, a exceso de velocidad, por lo que les marcaron el alto.

“Se inició una persecución que concluyó cuando los elementos de la Guardia Nacional accionaron sus armas y, una vez realizada la detención, se percataron que la mujer menor de edad y embarazada, había perdido la vida a causa de los disparos”, dice la recomendación.

De acuerdo con la Comisión, se cuenta con evidencia suficiente para acreditar que los integrantes de la Guardia Nacional no se ajustaron a la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza, el Manual del Uso de la Fuerza, de aplicación común a las tres Fuerzas Armadas, ni tampoco a lo establecido en los estándares internacionales sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

“Su actuación derivó en un uso ilegal y excesivo de la fuerza letal, que vulneró el derecho humano a la vida, a la integridad, a la seguridad personal y legalidad, de las dos víctimas de la agresión”, dice la recomendación.

Por estos hechos, la Comisión pide a la titular de la SSPC que tramite de inmediato la inscripción de las víctimas directas, y de aquellas personas que resultan ser víctimas indirectas, en el Registro Nacional de Víctimas, para que se proceda a la inmediata reparación del daño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: