La primera ministra británica Liz Truss anunció este jueves su dimisión apenas seis semanas después de llegar al poder, con lo que el Partido Conservador se ve abocado a una nueva elección interna.

“Dada la situación, no puedo cumplir con el mandato para el cual fui elegida por el Partido Conservador”, declaró Truss, que se convirtió en el jefe del gobierno británico que menos tiempo pasó al mando del ejecutivo. Truss precisó que un nuevo proceso de votación interna será organizado de aquí al final de la próxima semana para elegir a su reemplazo.

En la puerta de su despacho del número 10 de Downing Street, Truss aceptó que no podía cumplir las promesas que hizo cuando se presentó como candidata a líder del Partido Conservador, al haber perdido la confianza de sus compañeros.

La próxima semana se realizará una elección de liderazgo para sustituir a Truss, quien es la primera ministra que menos tiempo ha estado en el cargo en la historia del Reino Unido. El récord lo ostentaba George Canning, que duró 119 días en el cargo en 1827, hasta que murió.

“Reconozco sin embargo que, dada la situación, no puedo cumplir con el mandato por el que fui elegida por el Partido Conservador. Por lo tanto, he hablado con Su Majestad el Rey para notificarle que dimito como líder del Partido Conservador”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: