Como parte del Plan de Justicia para el Pueblo Yaqui, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural anunció el fortalecimiento del apoyo económico para la siembra de los cultivos estratégicos: trigo, alfalfa, frijol y cártamo para los pueblos yaquis, que les permitirá adquirir semilla, fertilizantes e insumos de sanidad y, de esta forma, aumentar la productividad y abonar a la seguridad alimentaria del país.

En gira de trabajo por Pótam, Guaymas, Sonora, el titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, hizo un reconocimiento a los agricultores yaquis, quienes en el ciclo agrícola pasado sembraron dos mil 660 hectáreas de trigo y, con base en los resultados de las cosechas en el ciclo primavera-verano, alcanzaron una producción estimada de más de 14 mil toneladas.

El servidor público federal, junto con la directora de Cultivos Básicos y Oleaginosas de la dependencia, Mirna Aragón Sánchez designada por Agricultura para atender el Plan de Justicia para el Pueblo Yaqui, presentaron los avances del Proyecto Estratégico de Desarrollo Territorial Agrícola, Ganadero, Acuícola y Pesquero 2022, propuesto por las autoridades tradicionales de estos pueblos al presidente Andrés Manuel López Obrador, en su antepasada visita a Tórim.

Villalobos Arámbula indicó que para el ciclo otoño-invierno 2022-2023 aumentará el apoyo de seis mil pesos por hectárea a siete mil pesos y hasta 20 hectáreas por productor, y pueden optar por el apoyo para trigo y alfalfa, mientras que para frijol y cártamo el apoyo será de tres mil 100 pesos por hectárea.

Resaltó que, en atención a la petición presentada al presidente de la República, se entregó un apoyo de tres mil cien pesos por hectárea para la siembra de ajonjolí, por hasta 20 hectáreas por productor, el cual ya se está cosechando por primera vez después de 30 años, con buenas expectativas de producción y una productividad histórica de más de 1.2 toneladas por hectárea y una rentabilidad superior a 22 por ciento, mientras recuperan la capacidad productiva y autonomía de su territorio y sin rentar la tierra.

Señaló que también se proporcionaron las centrales de maquinaria para cada pueblo, lo que permitió sacar adelante el ciclo de cosecha otoño-invierno 2021-2022, el de primavera-verano 2022 y contribuirá de nueva cuenta a sacar adelante sus cosechas venideras con equipo acorde con sus necesidades.

Para este fin, abundó el secretario Villalobos, se apoyarán también los cobertizos en este año, que permitirán el buen resguardo de su maquinaria y equipo y, de esta forma, extender su vida productiva.

El titular de Agricultura puntualizó que en el caso de los módulos de maquinaria agrícola (tractores, trilladoras y cobertizos, entre otros), se trabaja una propuesta para que en 2023 se lleve a cabo la segunda dotación de centrales de maquinaria, sujeto a suficiencia presupuestal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: