El defensa español Pablo Marí, que actualmente milita en el Calcio Monza de la Serie A, ha sido apuñalado a las 18:30 horas en el interior del centro comercial Milanofiori, cerca de Milán. En el ataque fueron apuñaladas seis personas. Dos de ellas tienen un pronóstico muy grave y una falleció.

El entorno del jugador confirmó a AS que la puñalada fue en la espalda y que el futbolista está fuera de peligro. Un helicóptero trasladó al defensa valenciano, exjugador del Deportivo, Manchester City, Arsenal y Flamengo, entre otros equipos, al hospital Niguarda, donde permanece ingresado. Ahí recibió las visitas del consejero delegado del club biancorosso, Adriano Galliani; y del entrenador, Raffaele Palladino.

Pablo “sufrió una herida bastante profunda en la espalda. El cuchillo penetró, pero no llegó a los órganos vitales”, explicó el mandatario en la Tg2. “Me dicen que debería recuperarse de manera bastante rápida. Tiene lesiones en los músculos, pero no le ha pasado nada grave. Está consciente y le están suturando”, ha añadido Galliani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: