Existe un sinfín de formas, colores y sabores de pan de muerto, pero aquí te daremos la receta para cocinarlo de manera tradicional. Toma apunte y sigue las instrucciones al pie de la letra.

  • 115 g de margarina
  • 700 g de harina (5 tazas)
  • 50 ml de leche
  • 3 piezas de huevo
  • 20 g de levadura en polvo
  • 2 piezas de naranja (la ralladura)
  • 150 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de azahar
  • 1 pizca de sal

El decorado de pan de muerto tradicional puede ser de azúcar refinada o ajonjolí. Vas a necesitar 100 gramos de tu preferido, más 100 gramos de mantequilla y 1 huevo.

Hidrata la levadura con 8 cucharadas de agua tibia. Cuando esté lista, agrega una cucharada de harina y una de azúcar. Esto formará una pasta. Mezcla bien y deja que repose hasta inflarse completamente.

Vierte en un recipiente unos 500 g de harina, la ralladura de naranja, azúcar y una pizca de sal. Agrega los huevos, la leche y una cucharada de agua de azahar.

Echa la levadura ya fermentada y mezcla todos los ingredientes. Ponle la margarina y viértela en la masa del pan. Recuerda que saldrá mejor si se hace a temperatura ambiente.

Amasa durante 20 minutos para mezclar bien la margarina y el azúcar. Vierte poco a poco la harina hasta que la masa se sienta esponjosa. Cúbrela con un trapo húmedo y déjala reposar por 3 horas hasta que se esponje al máximo.

Después de las 3 horas, saca el aire de la masa golpeándola. Se divide en bolitas dejando una porción para el decorado.

Para decorar las bolitas, toma un trozo de masa y forma pequeños cilindros con ella. Recuerda que estos van a representar los huesos.

Pega los huesos a las bolitas de masa y ponles en el centro otra bolita, que representa el cráneo.

Para decorarlas con ajonjolí, disuelve yema de huevo con unas gotas de agua y barniza las bolitas de masa. Si prefieres decorarlas con azúcar y mantequilla, no hagas este paso y solo mételas a hornear.

Déjalas reposar por 1 hora para que se esponjen. Mientras, pon el horno a 180° C.

Hornea de 25 a 35 minutos, o hasta que observes que el pan ya se ha cocido.

Si decoras tu pan de muerto con azúcar, entonces espera a que se enfríe un poco, ponle mantequilla y espolvorea el azúcar.

Acompaña tu pan de muerto casero con un delicioso chocolate, atole, horchata o champurrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: