Autoridades sanitarias han detectado 16 casos en México de las nuevas variantes de ómicron, del virus de Covid 19, nombradas BQ.1 y BQ.1.1; las cuales son conocidas como ‘Perro del infierno’ por su rápida propagación, según información de especialistas de Latinoamérica y Europa.

Las mutaciones de las variantes del virus de ómicron, que originalmente era el Sars-Cov-2, procedente de Wuhan, China, ha sido clasificado como una amenaza por ser considerado 30 veces mayor contagioso que el original.

Asimismo, investigadores de los CDC de Estados Unidos y con la Agencia de Salud Pública del Reino Unido (UKHSA), aseguran que podría tener potencial para generar nuevas olas de contagios, ya que el virus evade la respuesta de protección a las vacunas convencionales.

El GISAID (Global Initiative on Sharing All Influenza Data), el Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN) reportó el primer caso con BQ.1 en la Ciudad de México en una mujer de 36 años que se realizó la prueba anticovid el 18 de octubre y obtuvo los resultados el 2 de noviembre.

Los síntomas que presentan los infectados son: fiebre o escalofríos, tos, falta de aire o dificultad para respirar, fatiga, dolores musculares o corporales, de cabeza, pérdida del gusto o del olfato, dolor de garganta, congestión o secreción nasal, náuseas o vómitos y diarrea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: