Elon Musk sigue sorprendiendo y mucho con su gestión y sus decisiones al frente de Twitter. Y no precisamente para bien. Horas después de conocerse el despido de un ingeniero que le corrigió públicamente en la red social “¿Qué has hecho para arreglarlo?”, le contestó el magnate antes de comunicarle que se quedaba sin trabajo.

Los empleados de la compañía han recibido un e-mail bomba con un ultimátum: deben decidir si siguen en el barco o, por el contrario, lo abandonan. Y es una decisión que se debe tomar en poco más de 36 horas.

Musk explica cómo Twitter será “mucho más impulsado por la ingeniería” y luego da un ultimátum al personal.

“Si estás seguro de que deseas ser parte del nuevo Twitter, haz click en Sí en el enlace a continuación”, lo que dirigía al personal a lo que parece ser un formulario en línea.

Musk agregó que los empleados que no lo hayan completado antes de las 5 p.m. de este jueves recibirán tres meses de indemnización.

Según ha desvelado el desarrollador y escritor Gergely Orosz, el correo electrónico del multimillonario ha “esbozado” lo que él define como ‘Twitter 2.0’. El tono del texto es bastante crudo y avisa, como ya viene haciendo Musk en los últimos días, de que la labor que se presenta por delante será “extremadamente dura”. Básicamente, les pide que se comprometan o se vayan.

Este movimiento llega días después de que el nuevo dueño de Twitter tomase polémicas decisiones como poner fin al trabajo remoto y recuperar las 40 horas semanales. “Se avecinan tiempos difíciles”, afirmaba en la carta remitida a la plantilla para anunciarles las nuevas medidas, entre las que se incluía la supresión del día de descanso mensual del que disponían los trabajadores de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: