Óscar Félix / MO

Las  tres casas  abandonadas que habían sido denunciadas por vecinos del centro de la ciudad y que representaba un foco de contaminación fueron cerradas con la basura en su interior lo que provocó la inconformidad de los habitantes  de  la calle Tamaulipas entre No Reelección y Guerrero.

Fernanda Amaya había señalado para Mediosobson que en el lugar  se  había convertido en un basurero público que era además un refugio de  vagabundos donde incluso elementos de la Guardia Nacional se han visto ingresar  y no para vigilar sino para  orinar e incluso defecar.

Otra de las afectadas la señora  Adela había narrado que años atrás dichos departamentos eran muy bonitos pero fueron abandonados por problemas familiares pero ahora se ha convertido en un nicho de basura y malvivientes.

Se resalta que en el caso se interpuso  una denuncia dirigida al Ayuntamiento de Cajeme específicamente a Protección Civil y Ecología por parte del señor Carlos Amaya, quien resaltó que ahora el lugar ahora se convirtió en una fosa clandestina pero de basura

En la zona se observó varios albañiles que se encontraban trabajando en el lugar, el cual ya luce limpio en su exterior por lo que ya no será un problema para el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: