Por primera vez se va a trabajar en el arbolado urbano de Cajeme, ya que los árboles con los que se cuentan son especies introducidas que duran un máximo de 30 años con vida exigen mayor cuidado y consumo de agua, dio a conocer el coordinador del Club de Jardinería Nainari.

Saúl Enrique López dijo que es porque por parte de organizaciones, universidades y grupos de expertos, preparan la ‘Paleta Vegetal’, a través de la cual se busca promover la flora de la región, con la finalidad de prevenir las plagas y enfermedades.

En este proyecto participan Ecología Municipal, Martin Villa de Itesca, Ingenieros ambientales, doctores del ITSON, Vivero Forestal de Sonora, la Fundación Ambiental del Valle del Yaqui, Instituto de Planeación de Cajeme, además del Club de Jardinería Náinari.

La idea nació debido a que de manera constante se presentan plagas y enfermedades que se dan en la flora foránea, que son susceptibles ya que no están en sus condiciones ideales para su desarrollo, lo que trae como consecuencia la muerte de decenas de estos árboles y plantas.

López Munguía, explicó que en pasado se apostó por especies introducidas gracias a su rápido crecimiento, sin embargo, a largo plazo ha causado más problemas. Uso por ejemplo el eucalipto, que consume 10 veces más agua que un mezquite.

Otra ventaja de tener flora de la región, es que los insectos y otras especies de polinizadores ya los reconocen y logran llegar a ellos de manera más fácil y cumplir con su rol en el ecosistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: