Una cachorra de león se le escapó a su dueño durante la mañana en un fraccionamiento de la Riviera Veracruzana, en el municipio de Alvarado.

El animal deambuló por la calle por más de una hora.  La leona, llamada Nala, fue recuperada por su propietaria después de que se avistó en calles del Circuito del Bosque, del fraccionamiento Lomas Residencial.

Protección Civil acudió al lugar, así como el animalista Sergio González de Earth Mission, quien señaló que la ley no protege a esta especie y el dueño, si tienen documentos de compra, puede tenerlo en un sitio adecuado. Sin embargo, se trata de un fraccionamiento, no una unidad de manejo ambiental ni un zoológico.

La sanción pudiera ser sólo administrativa y que las autoridades aseguren a Nala. No basta con tener los papeles que acreditan la legal procedencia de un gran felino, sino que se debe cumplir con las condiciones necesarias para la tenencia de estos animales y eso los vendedores suelen no decirlo.

Ante las acusaciones que sufrió la dueña de Nala esta se manifestó en redes sociales haciendo saber el disgusto que tenia, en los que decía que Nala solo se había salido por 5 minutos y que si la tenia en su hogar era porque le estaban adaptando un lugar de casi una hectárea al cual no la había querido llevar por el gran apego que tiene hacia ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: