Bécker García

Hay dos versiones encontradas con respecto al presupuesto del Itson; una, que solo les restan 90 millones para completar el presupuesto 2023 y la otra, que en realidad son casi 300 milloncejos

El caso es que, desde el Gobierno del Estado, en la semana pasada, se dijo que procurarán que, durante el 2023, resarcir el recurso.

El problema, según veo, es que el Secretario de Finanzas, Omar del Valle Colosio, con quien compartí un espacio antes de que tomara posesión, lo veo muy ortodoxo y, cuidadoso del dinero. No creo que de ahí vaya a salir la lana faltante.

Durante muchos años, los fideicomisos del Itson se secaron supliendo la falta de la aportación estatal, y, me dicen, me cuentan, ya no hay casi de donde echar mano.

Los rectores anteriores al actual, no se movieron mucho en ese sentido, supongo que porque había dinero y no hacer olas fue su bandera. Pero el actual Dr. Jesús Héctor Hernández López, se reunió con diputados en varias ocasiones, buscando ese recurso.

El año anterior, lo hizo con Ernestina Castro, y con Iram Solis, pero también, abrió las puertas al entonces candidato Alfonso Durazo, ahora gobernador a quien se le planteó el caso.

El caso es que, al Itson, por cada alumno, se le entrega la mitad de los recursos que se le dan a la Unison, y no se trata de que le quiten a una para darle a otra, sino de que sea justo y parejo.

Esperemos, a ver como se mueven las cosas y como el Itson hace frente al boquete y ojo, mucho ojo con los diputados de Cajeme.

LA MARCHA

Bueno, pues resulta que el domingo 27 se realizó la marcha que no fue marcha, sino el “desfile” (de algún modo hay que llamarle) donde cientos de miles de acarreados restituyeron el ego del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De todos los rincones del país, movilizaron gente hasta juntar, según dicen, un millón doscientos de desfilantes. ¿alguién lo cree? Yo sí, el aparato que echaron a volar, no fue ni de chiste oculto, o, escatimaron en gastos y los resultados se vieron.

No se vale, me dicen algunos y yo respondo que, esto solamente fue una probadita de lo que viene en cuanto a gastos desde el gobierno para las elecciones del 2024 para que la presidencia de la república siga siendo moradita, sea con quien sea el o la corcholata elegida.

Se ven ingenuos los contrarios a la 4T pensando en que AMLO no meterá las manos en la elección o, si acaso, en el horizonte se vislumbra una reelección. Sí, es neta, reeleccción, lo único que le impediría esto es su salud que ya no es la misma de hace 16 años cuando tomó las calles de Reforma.

Cuando aparecieron los documentos de Guacamaya Leaks, nos dimos cuenta de que su salud no es la deseable y, quizá tomé la muestra de Plutarco Elías Calles y gobierne mediante interpósita persona, como lo hizo durante 4 períodos el ex profesor de Guaymas, Sonora.

Por lo anterior, y viendo la movilización, me queda claro que cada vez la clase media está más indignada y por ello salió a la calle el 13 de noviembre (sin acarreos), y que provocó la reacción de AMLO, demostrando su músculo y resanando su ego herido. ¿Que su respuesta fue descomunal? Sí, pero, es un preámbulo a lo que hará en el 2024 para que él y su gente tengan la posesión de Palacio Nacional. Ya lo veremos.

¿AGUA PARA SEMBRAR?

De verdad que me da mucho gusto que se hayan recuperado la captación del agua de las presas del Río Yaqui, y que, la actividad agrícola haya iniciado, con la conducción del Distrito de Riego 41 y se vayan a sembrar la misma cantidad de hectáreas que necesita Cajeme para seguir adelante en su principal actividad económica.

Empero no hay que echar las campanas al vuelo. Un año más de sequía y nos pega en la torre. Entendemos que el Distrito, tiene toda la intención de ahorrar agua, que son muy eficientes en hacerlo y que cuando menos por este período, saldrán adelante.

Lo que me preocupa y ocupa, es lo que me dijo un ex ganadero de esos que vendieron sus hectáres aledañas al Yaqui, aguas arriba, porque me asegura que pronto “jalaran” agua del mismo río para convertirlas de ganaderas a agrícolas, como si esa agua no hiciera falta en el Valle del Yaqui.

Esperemos atentos porque, si sumado a lo que ya se llevan hasta Hermosillo desde el Novillo, ahora, si la desvían, podría ser la tumba de nuestro valle y de nuestra ya tan golpeada economía. O, ¿nadie ha notado el piojo?

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: