El actor y exestrella de la lucha libre, Dwayne Johnson, mejor conocido como “La Roca”, optó por “un acto de reparación” con un local ubicado en Hawái donde solía robar chocolates.

Johnson así lo comentó en un video difundido en su cuenta de Instagram durante el fin de semana, cuando visitó al minimarket 7-Eleven.

‘La Roca’ reconoció en el post que solía robar una barra de Snickers tamaño king de la tienda todos los días cuando tenía 14 años.

“La misma empleada estaba allí todos los días y siempre giraba la cabeza y nunca me arrestaba”, escribió.

“Fuimos desalojados de Hawái en el 87, y después de todos estos años, finalmente regresé a casa para corregir este error”, dijo Johnson y agregó: “Al fin exorcicé a este maldito demonio de chocolate que me ha estado atormentando durante décadas”.

La gente estaba realmente sorprendida, y con justa razón, no todos los días te topas a La Roca en la tienda. Ya estando en la caja, este también aprovechó para explicar a los empleados por qué estaba realizando esa acción y ellos muy contentos se tomaron fotos con la celebridad.

Una vez terminada la compra, el actor decidió dejar las bolsas llenas de chocolates en la caja y les dio la indicación a los empleados de que los regalaran a aquellos que “pareciera que se quieren robar un Snickers”, tal como él lo hizo en su juventud.

Además, el exluchador profesional compartió una serie de fotografías de su estancia en el 7-Evelen, con el siguiente mensaje en la descripción:

“He exorcizado varios demonios a través de los años (aún tengo algunos pendientes) así que sé que este parece algo tonto, pero cada vez que vuelvo a Hawái y paso por el 7-Evelen… siempre supe que necesitaba entrar y llevarme todas las barras de Snickers que tuvieran, pero de la forma correcta.”

Como último comentario a su descripción, Dwayne escribió algo que nos invita a reflexionar sobre nuestro actuar diario:

“No podemos cambiar el pasado y algunas de las cosas tontas que hemos hecho, pero de vez en cuando podemos agregar una pequeña nota de gracia redentora a esa situación y tal vez poner una gran sonrisa en la cara de algún extraño.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: