Clara Aragón / MO

Se espera que durante el 2023 el Mariposario Baisebolim Toosa cuente, no sólo con la mariposa Cuatro Espejos, sino con nuevas especies, como un atractivo más para las y los visitantes.

Martin Ulises Sarabia, biólogo encargado del laboratorio y mariposario del centro cultural Jo’o Joara, explicó que actualmente trabajan con orugas de la especie Siproeta Stelenes o Malaquita, que fueron donadas por parte del Mariposario de Los Mochis, Sinaloa, además de las Cometa Negra que ya viven en el lugar.

El objetivo es que estos especímenes se reproduzcan y conocer su viabilidad para vivir en el mariposario, pues una de las metas ahí es ampliar la cantidad de especies que habitan en este lugar, para que durante todo el año esté en utilización y movimiento, según la temporada de cada una.

Por otro lado, la mariposa Cuatro Espejos logró una reproducción histórica, pues se contabilizaron 1,500 capullos, que son el triple de lo que se logró en 2021, y se espera en 2023 tener el doble.

A esto se suma que también se cuenta con más especímenes de la planta hospedera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: