A plena luz del día un ladrón asaltó a una empleada de una farmacia ubicada por la calle 300 y Tabasco, donde el individuo logró obtener 3 mil pesos que eran producto de las ventas del día.

La cajera de 18 años, manifestó qué cuando se encontraba en el área de caja ingresó al establecimiento un sujeto que vestía un pantalón de mezclilla con una camisa blanca.

La afectada temiendo por su integridad física le entregó la citada cantidad para posteriormente el ladrón retirase a fuerza de carrera.

Fue en ese momento que la joven marcó al número de emergencia 911 para pedir una unidad de policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: