Bécker García

Desalar es la solución

 Nadie duda de las buenas intenciones del gobernador Alfonso Durazo, en la búsqueda de soluciones para el abasto de agua, no solo para la capital Hermosillo, sino de algunas otras comunidades en el estado.

La semana anterior, en rueda de prensa, el gobernador anunció la construcción de presas y acueductos para llevar agua a Hermosillo: “Vamos a subir la cortina de El Molinito y vamos a construir un acueducto de El Molinito a Hermosillo, porque esa agua no se usa absolutamente para nada, nada más está contenida ahí y son 30 millones de metros cúbicos que nos resolverán todo el problema de agua en el norte de la ciudad. Eso lo vamos a hacer con carácter prioritario. Luego está la construcción de la presa Las Chivas con un acueducto, también a Hermosillo y con eso vamos a atender la demanda de agua, cuando menos por los cinco años restantes de mi gobierno y los tres del próximo”

Quienes tenemos parientes o amigos en Hermosillo, sabemos que aún ahora en invierno, existen tandeos de agua. La crisis se acentuará en el verano. Luego entonces, urge una solución casi inmediata.

Sin embargo y, volvemos a lo mismo, el agua de esas presas depende en gran medida de que llueva suficiente. No pocas veces, la presa de El Molinito se ha quedado seca.

Pero bueno, el gobernador Durazo, también anunció un acueducto que supuestamente correrá de la presa a las dos plantas potabilizadoras de Ciudad Obregón. Con esto, dijo, se ahorrarán 35 millones de metros cúbicos al año, tomando en cuenta de que, al construir el acueducto, se dice, se evitarán filtraciones y evaporizaciones.

No soy un experto en temas del agua, pero recuerdo que ya en el 2013, cuando Rogelio Díaz Brown era alcalde Cajeme, supuestamente se etiquetaron 200 millones de pesos para su construcción, los cuales nunca llegaron. Empero, en ese tiempo, acudí a una plática a Conagua, donde decían que el ahorro no sería tan significativo, pues las plantas potabilizadoras, están ubicadas en los primeros 50 kilómetros de canales, de los 3 mil 500, principales y secundarios, que administra de manera muy eficiente el Distrito de Riego del Río Yaqui.

Como reflexión: Imaginemos que ya está construido el acueducto y llega entonces a Obregón. Empero, pensemos, si llega a aquí, ¿qué pasará con las otras comunidades que hoy por hoy reciben agua desde los canales bajo y alto, como es el caso de Villa Bonita, el kilómetro 9, Providencia, las Colonias Rosales y la Allende? Pues, aunque será menos bronca, supongo que, aún con menos volumen de agua, de una forma o de otra no podrán “secar” completamente esas afluentes, ¿verdad?

Digo, la propuesta es buena, pero, se necesita, o que nos den más información sobre cómo llegará el agua a esas comunidades que hoy dependen de los canales, o, que el plan del agua sea integral.

Y, por otro lado, ya como colofón, pues resulta que desde Arizona, están tercos en invertir 4 mil millones de dólares para llevar agua desde el Mar de Cortés para solucionar el problema del vecino estado.

Con lo anterior vemos que, mientras nosotros y hablo de todo Sonora, tenemos la fuente inagotable de desalar agua de mar, fincamos la esperanza en las buenas lluvias de verano, las cuales, cada vez son más erráticas.

Hay que echarle cabeza, ¿no?

PERIODISMO, OFICIO CADA VEZ MÁS DIFÍCIL

No había escrito nada sobre el atentado que en días pasados sufrió el periodista Ciro Gómez Leyva, porque tenía la esperanza de que se esclarecieran las causas y los motivos, de manera expedita, como lo fue cuando atentaron contra el jefe de Seguridad de la CDMX, García Harfuch.

Pero pues no, no ha pasado mucho en este caso.

Lo que, si me queda claro que, en el tiempo de la 4T, hacer periodismo en México cada vez es más complicado y peligroso.

En nuestra casa editorial, sufrimos un doloroso golpe cuando le arrebataron la vida a nuestro director Jorge Armenta Ávalos, y desde entonces, no ha pasado nada.

El problema es que, el clima de hostigamiento en contra de los periodistas todos, viene, casi a diario, desde la mañanera que preside Andrés Manuel López Obrador y que no varia en denostar el oficio acremente.

Y en la polla vamos todos, desde nosotros, los humildes periodistas provincianos, hasta los grandes y muy bien pagados como es el caso de Ciro.

Pero bueno, a él lo salvó su camioneta blindada, pero, el 99% de los demás que nos dedicamos a esto, no nos queda más que rezar para que no se nos atraviese un loquito.

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: