En el sur de Sonora productores se han dado a la tarea como todos los años de sembrar variedades de frijol, esperando una buena remuneración a cambio, debido al esfuerzo y dedicación que esto representa.

El Valle del Yaqui cuenta con un permiso de siembra a la fecha del 06 de enero de 716.58 hectáreas, donde Ciudad Obregón cuenta con 52, la comisaria de Pueblo Yaqui tiene 135.66 hectáreas, Bácum 226.53 y Villa Juárez 302.39.

Al respecto, Isidoro Padilla Valenzuela, investigador y productor de frijol, explicó que son algunas las variedades que se siembran en el sur de Sonora, pero la que más abarca el territorio en un 95% es el Azufrado Higuera.

“Esta variedad abarca la mayoría de las siembras si no es el 90 es un 95%, también se siembra pinto, pero ese predomina en primavera-verano”, comentó.

El investigador explicó que esta es la exigencia del mercado, sin embargo, este se ha tornado peligroso en años anteriores, a causa de las ofertas por parte de compradores desde 25 a 30 pesos por kilogramo, un precio bajo, pues se espera que se pague entre 40 y 60 pesos por el kilo de este producto.

Aun así, muchos agricultores decidieron vender por desesperación entre 28 mil y 35 mil pesos la tonelada, reduciendo significativamente la utilidad del agricultor.

Por último, los mismos productores y organismos agrícolas, llaman a no precipitarse y esperar una buena oferta por parte de la industria, ya que las cosechas del grano están por empezar este próximo mes de febrero en el sur de Sonora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: